Anterior

Bachillerato con Orientación en Ciencias Naturales

Introducción a las características de la modalidad.

Ir a más vieja

Algo más para reflexionar en familia


¿Qué pasa, Mami?... ¿Qué pasa Papi?. Estoy últimamente bastante confundido, y sería feliz si ustedes, que son adultos, pudieran ayudarme a comprender. ¿Se acuerdan cuando alguno de los dos se sentaba conmigo en el fondo de casa a esperar que llegara algún picaflor a revolotear en una planta?... ¿Y cuando, juntos, observábamos las distintas formas de las nubes y sus colores al atardecer?... ¡Cómo disfrutábamos el crujir de las hojas amarillas que el otoño amontonaba junto al cordón de la vereda!... ¿Y el baño de Colita? ¡Esa sí era una aventura! Terminábamos riendo a carcajadas por la forma en que nos salpicaba cuando se sacudía la espuma… ¿Y cuando el guardián de la plaza nos retaba por jugar en el pasto y vos, papi, tenías que disculparte por las huellas que había dejado la pelota?. No entiendo qué pasó... Pero, de golpe, no esperamos más a los picaflores… Las nubes parecen haberse vuelto completamente grises… El barrendero se lleva las hojas antes de que hayan tenido ustedes el tiempo de acompañarme a escucharlas… A Colita lo bañan en la veterinaria… Ya no podemos jugar en el césped de la plaza, porque ahora tiene rejas que no nos dejan entrar… ¿Y ustedes?.. Esto, confieso, es lo que menos me gusta… Parecen siempre apurados, no tienen tiempo para que conversemos de las cosas que a mí me importan… Se enojan enseguida, antes de que pueda explicar por qué hice algo que les desagradó… Ya no vienen a darme el beso antes de dormir… Y la computadora les ocupa demasiado tiempo. Los escucho rezongar acerca de que” los políticos”, “los precios”, ”la seguridad”, ” la corrupción”, “los medios”… creo que eso les preocupa tanto que crea distancia entre nosotros. Por lo que escucho, la vida no parece que fuera algo fácil… Pero, sin embargo, me contaron que es un Don de Dios. Por lo tanto, deberíamos hacer lo posible por ser felices… Y, en lo que a mí se refiere, sería mucho más feliz si no estuviera tan confundido. No sólo me confundo por los momentos que hemos dejado de compartir. Me confunde mucho más la atmósfera de desconfianza que me rodea. Me hacen sentir que todo el que se acerca a mí tiene la pretensión de hacerme daño. Esto me produce mucho mal. Me asusta. Me paraliza. No me permite ser yo mismo. Me inspira temor aún hacia aquellas personas que ustedes mismos eligieron para que los ayudaran con mi cuidado y educación. Cuando tengan dudas, por favor, no me las transmitan. Eso no es bueno, porque también en mí inspira inquietud y conflictos. Tómense su tiempo para crearme ese sentimiento de seguridad y confianza que necesito, y que siempre los jóvenes buscamos en nuestros mayores. Busco las miradas de ustedes… Los amo… ¡Dejen esa crispación, por favor! ¡Sonrían! ¡Qué bellas son sus sonrisas!. ¿Ven?... Sus miradas se han vuelto más dulces y más serenas… La sombra se ha ido… Me siento mejor. Esta noche los espero para rezar juntos la oración para antes de dormir y agradecer a Dios por nuestra familia.

17/06/2013 - 11:10

Institucional
Historia
Autoridades
Administración
Extra escolares Campo Deportivo
Historia
Actividades
Futbol
Inscripción
Inscripción Inicial
Inscripción Primario
Inscripción Secundario
Ubicación Contacto
Diseño: Sloganweb